12/6/20

La sabana

Si se hubiera publicado ahora en lugar de hace 70 años, sería más un thriller psicológico que una obra de ciencia ficción.

George y Lydia Hadley han construido una casa totalmente automatizada. Sus hijos, Wendy y Peter, tienen una habitación de juegos en la que se recrean los lugares que aparecen en los cuentos que están leyendo. La idea inicial de este tipo de cuartos es estimular la imaginación con imágenes, sonidos, olores...

ray-bradbury-sabana

En el momento en el que se inicia la historia, George está preocupado porque en ese cuarto se está repitiendo demasiado el mismo ambiente: la sabana, animales salvajes, y los leones cazando y comiendo. No le parece que sea lo adecuado para unos niños de 10 años.
Habla con su mujer. Ambos piensan que han sido muy permisivos con sus hijos dejando que fuera la casa la que se encargara de su cuidado: comida, limpieza, bañarles y vestirles. Sienten que se han alejado de ellos y que podrían no respetarles y amarles como los padres humanos que son.

Recapacitan y deciden tomarse un descanso, ir a algún lugar en el que se puedan hacer las cosas a la antigua usanza. Pero cuando se lo comunican a Wendy y Peter, se desata la tormenta. Los dos se han acostumbrado a tenerlo todo hecho, incluso los deberes. No están dispuestos a esforzarse, solo quieren divertirse.

Los héroes que deberían ser los padres, se convierten en villanos a ojos de sus hijos malcriados. Los niños indefensos, se convertirán en los malos y ejecutarán a todo aquel que se niegue a complacerles. El suspense está asegurado. La intriga irá en aumento según se relaten los acontecimientos.

Me pregunto si sus hijos ya nacieron con problemas de comportamiento o los fueron adquiriendo con la comodidad que ofrece el exceso de tecnología.
Quiero pensar que no suceda algo similar con los niños del siglo XXI; aunque ya estoy viendo algunos puntos de similitud. Espero que el final de La sabana no ocurra nunca en la vida real.




Título: La sabana (incluido en La bruja de abril y otros cuentos)
Autor: Ray Bradbury
1950

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates