13/3/19

Diario de una rescatista

Diario de una rescatista. Historias de mascotas que dejan huella.
La idea me parece estupenda: dar a conocer de primera mano cómo se vive ayudando a gatos y perros abandonados y muchas veces gravemente heridos física y emocionalmente, para curarlos y encontrarles un hogar en el que vivir felices. Y, además, escrito por una adolescente, Candela, que nos cuenta su experiencia real.

¿Para quién está escrito este libro? La edad recomendada por la editorial es a partir de 9 años y el formato, muy bonito, muy de chica, con fotos de los rescatados, efectos washi tape, cartelitos, lenguaje cercano, en una forma de atraer a lectores jóvenes para animarles a que se involucren en esta actividad de rescate que trae consigo mucha satisfacción por el esfuerzo realizado, por salvarles la vida y encontrarles una buena familia, con la ayuda de los progenitores, claro. Ensalza los valores de la ayuda altruista, denuncia el maltrato, la adopción responsable, evitar comprar gatitos y perros porque hay muchos abandonados, dar amor, la generosidad.

diario-una-rescatista


Una vez que avanzo en la lectura me pregunto si no será un tanto pretencioso el proyecto que nos cuenta, principalmente porque: ¿cuántas personas se pueden permitir afrontar los gastos de mantener a una familia, dos perros, dos gatos y además, a todos esos pequeños seres que llegan a casa destrozados? Traslados a buscarles allí donde se encuentran, gastos veterinarios, a veces operaciones arriesgadas en el quirófano, castración, medicinas, y alimentarlos cada día hasta encontrarles un hogar. Candela da a entender que pide ayuda en las redes sociales y asociaciones varias; pero no sé cuán numerosas serán las aportaciones; así que presupongo que su familia tiene el estatus económico propicio para poder pagar por adelantado todo lo necesario porque, a veces, los humanos hacemos sacrificios por el bien de otros.
El tema económico creo que es importante, tanto en la acogida como en la adopción; es algo que, junto con nuestro estilo de vida (trabajo, horarios, vivienda, etc.) debemos de tener en cuenta a la hora de traer a casa un gatito o un perro para cubrir todas sus necesidades hasta que encuentre a los humanos con los que estará el resto de su vida o para que se quede a vivir con nosotros. Esta es una de las cuestiones que Candela se asegura antes de dar en adopción a un peludo porque ella misma quiere controlar a dónde van a ir a vivir y se siente responsable de su bienestar.

Si eres rescatista, creo que sería bueno llevar un diario, con fotos, datos y comentarios de todos esos peludillos que pasan por tu casa por si algún día tienes la oportunidad de publicar un libro similar. Sería estupendo, digo yo, porque cuantas más personas compartan su experiencia, más conocida será su labor, más se apreciará su trabajo y, tal vez, más se unan a este tipo de proyectos.

Título. Diario de una rescatista
Autora: Candela Mohr
B de Block
2018
Formato e-book
Recomendado a partir de 9 años

7/3/19

Citas gatunas 61/80

En el sur de Francia hubo una vez una extendida creencia en "matagots" o gatos mágicos.
Uno de los más famosos fue el Gato con Botas, de Charles Perrault.
Este gato era tan astuto que le consiguió a su dueño una fortuna y una princesa como esposa.

Día a día sigo buscando y disfrutando de cada nueva cita gatuna.
Espero que tú sientas lo mismo.

Guillermo de Aquitania
La elegancia quiso cuerpo y vida, por eso se transformó en gato.

Charles J. Brady
La medida más efectiva para determinar el calor que hace, es la longitud de un gato tumbado echándose una siesta.

Susan Easterly
Las personas que adoran a los gatos tienen los corazones más grandes que puedas encontrar.

Pam Brown
Un gato transforma el regreso a una casa vacía en la vuelta al hogar.

Jim Davis
Los gatos saben por instinto la hora exacta a la que van a despertarse sus amos, y los despiertan 10 minutos antes.

Helen Thomson
Cuando ves a dos gatos lamerse, nunca estás segura de si se trata de afecto, de sabor o de un amago de ataque a la yugular.

Derek Bruce
Para mantener una verdadera perspectiva de lo que valemos, todos deberíamos tener un perro que nos adore y un gato que nos ignore.

Hilaire Belloc
Tú nunca me dejarás, ni nada podrá separarnos. Tú eres mi gato y yo soy tu humano. Ahora y siempre, en la plenitud de la paz.

Briggit Bardot
Por supuesto que se puede querer más a un gato que a un hombre. De hecho, el hombre es el animal más horrible de la creación.

Theophile Gautier
¿Quién puede creer que no hay alma detrás de esos ojos luminosos?

citas-gatunas-61-80

Lord Byron, a Boastwain
Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad, y tuvo todas las virtudes del hombre sin ninguno de sus defectos.

Proverbio irlandés
Cuídate de aquel a quien no le gusten los gatos.

Alejandro Jodorowsky
Él era lo que era, y no lo que yo quería que él fuera. Me enseñó la fidelidad a mí mismo.

Garrison Keillor
Los gatos tienen la intención de enseñarnos que no todo en la naturaleza tiene un propósito.

E. P. Berkeley
Como bien saben todos los dueños de gatos, nadie puede ser el dueño de un gato.

Victor Hugo
Dios hizo el gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar un tigre.

Marcel Mauss
El gato es el único animal que ha conseguido domesticar al hombre.

Barry Swanson
No puedes ser nunca dueño de un gato, en el mejor de los casos te permite ser su acompañante.

Edgar Allan Poe
Deseo poder escribir algo tan misterioso como un gato.

B. L. Diamond
Si hubiera que elegir un sonido universal para la paz, votaría por el ronroneo.

28/2/19

Liliana bruja urbana

Podría tomar el camino fácil y decirte que este cuento en precioso, que lo leas, que te va a encantar, y bla, bla, bla. Pero no. Voy a complicarme la vida y te diré que Liliana bruja urbana tenía posibilidades de ser un bonito cuento, si no fuera por:
1.- Si no dijera que Liliana se iba a la compra a buscar leche para su gato Gómez.
Los veterinarios están constantemente repitiendo que la leche no es buena para los gatos, que no pueden asimilar la lactosa una vez dejan de ser amamantados por su madre y empiezan con la comida seca (los caseros) o cazada (los libres)
2.- Con todos los problemas de salud que desde hace años afectan principalmente a las mujeres, resulta que Liliana está tomando batidos para adelgazar y dice que se va a quejar a su farmacéutico porque no ve resultados.
3.- Mencionar varias veces a lo largo de la historia que utiliza pastillas de caldo para realizar los conjuros.
¿Pastillas de caldo? ¿De verdad? ¿No podría ser otra cosa?
4.- La dependencia del gato por la televisión, cosa que los niños podrían interpretar como algo bueno.
5.- No saber vivir sin las comodidades de la ciudad, ni ella ni su gato. No disfrutando verdaderamente de las maravillas del campo para enseñar a los peques que se pueden hacer muchas cosas sin necesidad de los aparatos que hay en todas las casas para hacernos más cómodo el trabajo en el hogar.

liliana-bruja-urbana

Sinopsis:
Liliana es una bruja urbana. Vive en un piso con todas las comodidades en compañía de su gato Gómez. Cuando comienzan a edificar frente a su casa, decide irse a vivir al campo. Pero allí las cosas no les salen bien, no terminan de adaptarse ni ella ni su gato. Así que regresan a la ciudad volando sobre una escoba y descubren algunos lugares hermosos: parques, jardines, a los que se proponen ir para aprender a disfrutar de la naturaleza, ya que su estancia en el campo no fue como ellos esperaban.

Sinceramente, he sentido tristeza con la lectura de Liliana bruja urbana. Esperaba algo muy diferente a lo que he encontrado.
Tal vez en el año de publicación (1995) nuestra mentalidad no estaba tan concienciada como en la actualidad. Pero son cosas que deberían revisarse, especialmente cuando se trata de un cuento para niños.

La decisión de leerlo o no siempre está en tus manos.

Título: Liliana bruja urbana
Autora: Carmen Posadas
Ilustraciones: Enrique Martínez
Editorial: Fondo de Cultura Económica
1995
Páginas: 48
Edad recomendada: a partir de 7 años

24/2/19

Una postal gatuna de cumpleaños para una catlover

Hay postales que parecen estar hechas pensando en una persona concreta. Fue lo que sentí cuando vi esta preciosa postal gatuna de cumpleaños en el mes de noviembre del año pasado. Lógicamente no dejé pasar la oportunidad y la compré al instante, no fuera que cuando llegara el momento no encontrara la felicitación adecuada.

postal-gatuna-cumpleanos

A la cumpleañera catlover en cuestión, la conocí hace años, cuando empezaban a pulular por la red los blogs de todo tipo de temáticas.
Yo comenzaba tímidamente con el de Rassel. Ella hacía tiempo que escribía, compartía fotos de sus gatos y de su entorno. Todo era relajado y cercano. Pero lo dejó. Hay momentos en la vida en los que las prioridades cambian. Muchos pensarán que se puede compatibilizar todo. Otros deciden dedicar su tiempo a algo más real, a alguien pequeñito que les necesita a jornada completa, para crecer rodeado de amor y de atenciones. Todas las opciones son válidas. Cada uno de nosotros tiene que valorar lo que es realmente importante en cada momento.


Es agradable que, después de tantos años, sigamos en contacto, aunque ha dejado el blog y entra y sale de Instagram porque se nota que no es su elemento.

Ella pinta, y este gato es muy de su estilo. Espero que le guste, la inspire, que siga pintando y que algún día podamos conocernos en persona.

¡Feliz cumpleaños, S!

21/2/19

En la Calle Mayor

Pasa que a veces lees un libro que es una segunda parte, pero que está tan bien desarrollado que no te pierdes en la historia. Sí, leí antes En el corazón de París porque sabía que había un gato mágico.
Cuando compartí la entrada del blog en las redes sociales, Virginia, su autora, me contó que también En la Calle Mayor hay gatos, tal vez con menos protagonismo, pero sí que están y hacen de las suyas.
No lo dudé. Le dije que lo compraría (solo están disponibles en Kindle)

Entonces sucedió algo mágico. Me comentó que si se lo compraba a ella (es autopublicada) me lo enviaría ¡en papel y dedicado! ¡No podía creerlo! ¡Iba a ser mi primer libro dedicado! Y aquí está, leído, disfrutado y recomendado a todos los lectores de todas las edades.

en-la-calle-mayor

Si crees que no podrás identificarte con May por ser solo una niña, permíteme decirte que estás en un error. En pocas páginas sentirás que eres ella intentando entender los motivos por los que tanta tristeza la rodea, el mal humor, la incomprensión y, a veces, hasta el desprecio.

Aunque los gatos no tienen aquí gran trabajo, no puedo obviar a dos de ellos. Viven en la librería de la Señora Mel. No te contaré qué hizo el segundo para que tú lo descubras, pero sí el primero ya que fue él quien hizo que Ana, la mamá de May, se parase en el escaparate de la tienda, viera el libro y, sin entender muy bien los motivos, entrara a comprarlo para regalárselo a su hija.

Todo cambia a partir de ese momento, en su casa, con sus vecinos, en el cole, demostrando que si algo se desea de verdad y se trabaja por ello, puede hacerse realidad. No todo, hay cosas imposibles, pero las pequeñas que son las que cambian poco a poco el mundo, sí.


A veces la casualidad va haciendo de las suyas, o una tercera persona; otras será el trabajo, el esfuerzo o la necesidad. Por eso nunca hay que rendirse cuando algo se desea de verdad. May es un claro ejemplo, tanto en la novela En la Calle Mayor como en la segunda entrega En el corazón de París.

Título: En la Calle Mayor
Autora: Virginia Gil Rodríguez
Autopuplicada
2016
Páginas: 125

14/2/19

El zoo de Pitus

Te preguntarás los motivos por los que comento este cuento en el blog de Rassel. Pues bien, a Manolito le gustan los gatos; además, en el zoo, habrá gatos y también... ¡un tigre! Así que considero que este lugar es el más adecuado para que viva El zoo de Pitus.
El zoo de Pitus me lo recomendó una chica en la página que Rassel tiene Facebook
Lo primero que hice fue buscarlo en las bibliotecas municipales de Gijón. Lo encontré en una de ellas y, al día siguiente, lo fui a pedir.

Su autor decide que la historia suceda en verano, cuando los niños están de vacaciones; por lo que les resultará más fácil trabajar en la construcción del zoo con el que intentan recaudar fondos para su amigo Pitu. Él tiene una enfermedad que solo la puede curar yendo a un médico, a Suecia. Ya que no dispone del dinero necesario, sus amigos deciden ayudarle de esta forma. Es tan grande el empeño que ponen en ello, que los mayores también se unen haciendo lo que los niños les mandan.

zoo-pitus

Ensalza los valores de la amistad, el esfuerzo, el trabajo en equipo, creer en uno mismo, el compañerismo.
También nos muestra otra forma de vivir la infancia, jugando en la calle todos los niños del barrio; mientras que en la actualidad se encierran en casa con sus tablets y móviles, jugando solos y viendo vídeos. Tal vez sea así porque jugar en la calle resulta complicado en estos tiempos. Tan solo los más pequeños, siempre acompañados, pueden disfrutar en los parques de las grandes ciudades que, a partir de los 8 años, más o menos, dejarán de ser visitados porque ya se siente "mayores". Las costumbres cambian, aunque no sé si para bien o mejor.


La historia está dirigida a preadolescentes, aunque también a los mayores les resultará muy gratificante leerlo.

Título: El zoo de Pitus
Autor: Sebastià Sorribas
1966
Editorial La Galera
Traducción: Carola Soler Arce
Ilustraciones: Pilarín Bayés
Página: 153

7/2/19

El león y el perrito

¿Puede un cuento infantil ser maravilloso y tremendamente triste al mismo tiempo? Sí, El león y el perrito te hace sentir ambas cosas.

Pensar que alguien como León Tolstói, autor de obras tan conocidas como Guerra y Paz y Ana Karenina, haya podido escribir un cuento tan breve como este,  me sorprendió gratamente.

El tema principal es la amistad entre dos seres vivos diferentes, condenados a odiarse (en este caso, a comer el león al perro) pero que, de forma incomprensible para los humanos, conectan y sienten un gran afecto el uno por el otro, hasta el punto que, tras la muerte natural del perrito, al león le inunda tal tristeza que se deja morir.


Al principio del cuento nos vamos a horrorizar con la idea de que en el parque zoológico de Londres se diera de comer gatos y perros a los leones. No sé si sería cierto. Pero no nos escandalicemos. Todavía en nuestros días, en el siglo XXI, hay países en los que los humanos comen perros y cocinan gato como si fuera liebre. Y aunque se está luchando para que no se sacrifiquen ni se coman, costará mucho romper una tradición milenaria. Será con la educación de los más pequeños, la forma de concienciarles y, a su vez, ellos a sus padres, para que dejen estas costumbres y ver que no es correcto, aunque parezca absurdo que sí lo sea comer pollos, pavos, conejos, vacas y cerdos.


El león y el perrito, como decía, es un cuento corto; así que las ilustraciones lo acompañan y le dan más vida, adaptándose a los sucesos de cada momento: un señor llega al zoo con un perro perdido, el perrito está en la jaula del león, se hacen amigos, duermen y comen juntos, el león se muestra triste y enfadado porque su amigo ha muerto.

Título: El león y el perrito
Autor: León Tolstói
Editorial Debate
1992
Traducción: Flora Casas
Ilustraciones: Violeta Monreal
Páginas: 40

Me ha gustado y emocionado mucho; por eso no entiendo que la Biblioteca Municipal El Llano (Gijón) lo tenga en "depósito" y no a disposición del público, en el lugar que le corresponde que es "infantil azul". Si quieres leerlo sin esforzarte por ir a preguntar a tu biblioteca, te puedo decir que haciendo la búsqueda en Google encontrarás varios blogs con el texto completo. Yo siempre prefiero ver, tocar, leer, fotografiar el libro. ¡Qué le vamos a hacer, soy un tanto maniática para los libros!

31/1/19

Holly, Roberto y la magia de ser Sofía

Si miras en el perfil de las redes sociales de la autora, Elísabet Benavent (más conocida como BetaCoqueta) leerás que le gustan los gatos, aunque no he conseguido verla en compañía de uno.
Sea como fuere, en La magia de ser Sofía aparece una gata llamada Holly que se muestra como lo que es: una gata. Sofía la encontró en un contenedor, dentro de una caja de zapatos, chillando como solo un gatito sabe hacer, y no se pudo resistir.
La parte extraña es que se lleva bien con Roberto, el hurón del compañero de piso de Sofía. Los dos animalitos duermen, comen y juegan juntos, sin importarles sus diferencias. ¿Una amistad forzada por la convivencia o por su carácter?
Holly se muestra muy sociable con todas las personas que vienen a casa de Sofía, excepto con Héctor. Creo que la gata, lista ella, ya se olía que él no era lo que aparentaba, con un pasado (o presente) que no tenía intención de descubrir y que posiblemente le hiciera daño a su humana.
Por lo demás, se comporta como cualquier gato, chantajea, y le da un toque de humanidad a Sofía.

magia-ser-sofia

Por esta razón y solo por esta, voy a intentar leer la segunda parte titulada La magia de ser nosotros, esperando que Holly también aparezca. Pero no garantizo nada, porque se ha quedado como libro de una vez y no más.
¿No es una buena historia? Sí, lo es; en mi opinión, para chicas de entre 20 y 32 años, solteras, soñadoras, que creen en el amor, incluso a primera vista, que disfrutan con el romanticismo literario, en la utopía que se hace realidad: chico guapísimo e inteligente se enamora de chica no despampanante e inteligente. Para quien supera esa edad y lleva años leyendo todo tipo de géneros literarios, La magia de ser Sofía se queda en una novela para mujeres que dejan atrás la adolescencia y se adentran en el mundo de los adultos. Al menos espero que a alguna de sus lectoras la ayude a ver cómo son las relaciones tóxicas y no se deje llevar como hace Sofía. No se puede vivir regalando una oportunidad tras otra a quien, tal vez, no se las merece. De todas formas, tengo claro que tenemos que experimentar nosotras mismas el enamoramiento, la ceguera, la cruda realidad y aprender para no volver a caer la próxima vez; en una palabra, eso que se llama madurar y no creerte todo lo que un chico guapo te diga.

Título: La magia de ser Sofía
Autora: Elísabet Benavent
2017
Editorial SUMA
Páginas: 528

24/1/19

¡Vaya lío de animales!

Cuando aprendí a leer, solo se utilizaban letras minúsculas. Parece que en la actualidad se enseña primero con mayúsculas y luego se van poco a poco integrando las otras.
No puedo asegurar si este método es mejor o no. Al final, lo que importa es aprender a leer.
En este libro de la serie Aprende a leer con Teo, se escribe la historia con los dos tipos de letra para que los peques puedan practicar con ambas.
Hay ilustraciones de las aventuras de Teo y sus amigos, y también de objetos relacionados con ella. Al final, hay un resumen de palabras con el dibujo y el nombre escrito en mayúsculas y caligrafía para que los niños puedan identificarlas y fijarlas, ampliando vocabulario.

vaya-lio-animales

En la historia de ¡Vaya lío de animales! vamos a encontrar al perro de Teo que se llama Puc, al gato Musi de su amiga Clara, al conejo de su amigo Pedro. También aparecen una lagartija, una mariposa, un pez, gusanos y un caracol.
El gato Musi es un poco trasto. Tira la pecera, la caja de gusanos, se sube a un árbol y asusta a las palomas... Nada que no nos resulte nuevo a las personas que tenemos gatos.

Título: ¡Vaya lío de animales!
Autora:Violeta Denou
2005
Editorial Timun Mas
Libro electrónico: 2013
Páginas: 32
Edad recomendada: a partir de los 4



Nota 1:
Violeta Denou es el seudónimo de Carlota Goyta Vendrell, Asunción Esteban Noguera y Ana Vidal, ilustradoras de literatura infantil.

Nota 2:
¡Vaya lío de animales! lo descubrí en la plataforma de libros electrónicos eBiblio Asturias.
Cada Comunidad Autónoma tiene la suya. Pregunta en tu biblioteca pública cómo acceder.

17/1/19

Dos como ninguno

De nuevo otro libro de animalitos que ha optado por poner gatitos en la portada, preciosos, por cierto.
En este libro para peques, la autora anima a los niños a buscar una pareja de animales en cada página: aves, camaleón, yaks, perros, gatos, sapos, peces de colores, libélulas, osos, ardillas, cebras, nutrias, tucanes, escarabajos.
Dos como ninguno fomenta la observación mediante la búsqueda de parecidos y diferencias para encontrar la pareja de iguales.
No es un cuento para leer antes de ir a dormir, ya que fomenta la actividad, la memoria, la observación. Es ideal para trabajar con el peque, jugando, durante la tarde, incluso para llevarlo de viaje.

dos-como-ninguno

Los dibujos son preciosos y cada animal tiene un texto similar a este de los gatos que, al ser en verso, es más fácil de asimilar por los niños, ¡parecen canciones!

Qué lindos estos gatitos,
aunque un peligro sí que entrañan.
¡Cuidado con las patitas,
cuidadito que te arañan!
Lo bueno es que ronronean
cuando cariño les das.
Va, ahora busca la pareja
que es distinta a los demás.


Autor: Britta Teckentrup
Editorial: Flamboyant
2015
Traducción: Carlos Mayor
Páginas: 38

De la misma autora, puedes encontrar con gatos estos dos:
Mi gatito (Picarona)
Opposites

Template by:

Free Blog Templates