22/11/18

En el corazón de París

En el corazón de París apareció como sugerencia en mi nuevo instrumento lector Kindle. Saber que en esta novela había un gato, despertó mi curiosidad; así que lo compré sin dudarlo.

May, la protagonista, y algunos de los personajes que la acompañan, habían aparecido en un libro anterior titulado En la Calle Mayor. En esta ocasión, la historia crece alrededor de la pequeña May  que viaja a París, junto con su hermano y su profe, para recoger un premio otorgado a una redacción que hizo en el colegio. No es tanto el premio como la "absurda" y tierna idea de encontrar allí a su padre, en algún tejado.

Hay un tema principal sobre el que gira toda la trama: las palabras y el uso que podemos hacer de ellas; la falsa libertad de expresión, la censura. Aunque hay más, muchos más asuntos tratados, ya que cada aportación de cada personaje da significado al conjunto. Amor fraternal. Amor a través de los años. Soledad. Aprendizaje. Desamparo. Perdón. Ilusión. Fantasía. ¡Magia! ¡La magia de las palabras! Las palabras que bien utilizadas, en el momento adecuado, proporcionan esperanza.
Nos complicamos mucho la vida, incluso de niños. Todo sería más sencillo si empleáramos las palabras para decirnos qué pensamos y sentimos, sin tardanza, sin juzgar.

corazon-paris

Que sea París la ciudad elegida, tiene sentido cuando vas y buscas información sobre la autora, Virginia Gil Rodríguez. Allí pasó parte de su vida y se nota que la conoce y la ama. Ella misma escribe (poniendo en boca de la Profesora Ona) estas palabras: "París se queda en ti y necesitarás volver; del mismo modo que cada persona que visita la ciudad, deja algo suyo en ella."
Mientras leía (no sé explicar los motivos) veía un carrusel dando vueltas. Los personajes se subían en cada una de las figuras. Al principio sentían miedo, luego sonríen, para terminar el recorrido con una carcajada y ganas de volver a repetir el viaje. Tal vez cuando tú lo leas, también te suceda lo mismo.


Sobre Monada.
Monada, el gato que es gato y algo más, que aparece y desaparece a lo largo de la historia, mientras los personajes humanos están en París.
Es un gato libre que actúa simplemente como lo que es; aunque pronto intuyes que tiene un don, real o imaginario, un algo mágico que solo el pequeño Leo percibe: se deja ver cuando es necesario que Leo y su hermana May cambien de ruta para así descubrir un lugar o a unas personas concretas que cambiarán y enriquecerán sus vidas. Luego se esfuma, con una actitud muy gatuna, por cierto. Su incorporación en la novela es muy importante. Muchas situaciones no hubieran tenido lugar sin él en escena.

Al principio me desconcertó no saber muy bien dónde encajar la narración, si como lectura para adolescentes o para adultos, porque historias de todas las edades se entremezclan y vinculan unas con otras. Una vez terminado, lo recomendaría para adultos, porque los más jóvenes no entenderían lo que les sucede a los humanos mayores. Tal vez lo mejor sería una lectura conjunta... Si hay adolescentes y pre en casa, os invito a disfrutarla juntos.

*******

Título: En el corazón de París
Autora: Virginia Gil Rodríguez
Autopublicado
2017
Páginas: 177

2 comentarios:

Virginia Gil dijo...

Muchas gracias por tus palabras,Rassel. Un abrazo

Gata Rassel dijo...

De nada, Virginia. Espero haber captado algo de lo que querías comunicar. Ha sido un placer leerlo.
¡Miaumuac!

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates