Cat en Desayuno con diamantes

Un gato no tiene alma hasta que encuentra su nombre. Lo he leído en varios sitios. No sé a quién asignárselo. Tal vez el verdadero creador de la misma haya sido un gato con la única intención de justificar su ir y venir, sus devaneos, su frívola vida nocturna, su desapego.

cat-en-desayuno-con-diamantes



Cat, aun pasando casi inadvertido, representa en sí mismo muchas cosas y responde a muchas preguntas.



 


Cat no tiene nombre. La protagonista tampoco. Se presenta como Holly Golightly. Más tarde el espectador descubre que su verdadero nombre es Lulamee.
Ella lleva una vida felina: duerme de día, busca en la noche su sustento. Vaga por la vida intentando, sin admitirlo, encontrar su lugar, descubrir quién es y hacia d
dónde va. Sueña fantasías y, como los gatos, mira al infinito donde parece que en algún lugar distante encontrará lo que busca. No acepta responsabilidades y con ello, lo que hace en realidad es ocultar sus miedos y temores. 
Al final, porque toda historia lo tiene y es necesario para iniciar otra, tanto Cat como Holly se rinden a la evidencia, se enfrentan a sus temores y aceptan que el presente, el instante, el ahora, es lo que importa; o eso me parece a mí, porque cada obra de arte, cada libro, cada película, todo, adquiere una visión personal e intransferible, dependiendo de quien sea el receptor.


7 comentarios:

Lídia dijo...

Hola Rassel, me encanta tu entrada de hoy, con estas fotos tan bien escogidas!!!! Además has cambiado la cabecera del blog y me gusta mucho!!!! En septiembre siempre queremos empezar con cambios, tu has acertado!!!!
Un ronroneo....

La Gatuna y sus cocineros dijo...

Hola Rassel!
Muy buena la entrada, me ha gustado mucho, fijate que yo nunca había oido la frase de que un gato no tiene alma hasta que encuentra su nombre, y es una frase que me ha gustado mucho. La verdad, a cada gato le va su nombre solo con mirarle a la cara, ya te viene el nombre a la mente, o por lo menos eso me pasa a mí.
Me encantan las fotos y sobre todo la de cabecera, que belleza felina
Besos y ronroneos

fidel dijo...

Acertado cien por ciento un gato sin nombre es solo un michino ,importante personalizarlos para que su alma gatuna perviva por siete veces en su hermoso cuerpo.La cabecera super guay.Cariños Merlina.

Rassel dijo...

Gracias, Lidia. Te seré sincera: ¡No sabía hacer la cabecera! Mi marido es informático y no ha querido decirme cómo para que perdiera el miedo; y así fue. Tal vez sea como dices y septiembre, inconscientemente, me dio valor. He tardado 2 horas y aún no está terminada pero lo he conseguido. He utilizado Photovisi para hacer los collages de este post. Haré una entrada sobre él en Etel. Ronroneos y besos.

Rassel dijo...

Gracias, cocinera y ayudantes. Sois geniales. Ya os contaré un día la historia del nombre de Rassel. Cuando la llamamos, responde, así que pienso que le gusta. Besos y miaus cariñosos.

Rassel dijo...

Gracias. Parece que va gustando la cabecera y eso que no está terminada, lo cual me anima a seguir trabajando en ella. Cierto, los gatitos callejeros no tienen nombre, pero yo creo que también tienen alma porque todo ser vivo es pura energía; así que todos terminaremos juntos en un mismo cielo.Cariños maullidos de parte de Rassel.

Lídia dijo...

Oh que malote tu marido jejejejejejej el mío no sabe casi nada de informática, así que imagínate yo haciendo todo!!!! Mi plantilla es toda completa, pero me gustaría hacer uno con una cabecera más "tuneada", ahora ya sabes más y te tengo que preguntar cómo lo has conseguido? Yo utilizo PhotoScape, que me va muy bien para collages.
Un beso.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates