4/11/11

Alegatos de los gatos, una introducción al libro

Después de varios años transcurridos desde la primera lectura, volveré a leer "Alegatos de los gatos, relatos con retratos de los gatos literatos" de Antonio Burgos que empieza así:

alegatos-gatos

No es bueno que el gato esté solo.
Probablemente Dios pronunció esa frase cuando creó al gato. Dios hizo al hombre a su imagen y semajanza, y tras crear cielos y tierras, mares y atardeceres, primaveras y nieves del invierno, las largas tardes del verano, el sol pintando de malvas el horizonte,los pájaros y los peces, los perros y los corderos, los conejos y los cervatillos, las jacarandas y los naranjos en flor, el flamboyán y el magnolio, el jazmín y la dama de noche, pensó que el hombre, ante tanta hermosura, podía llegar a creerse Rey de la Creación.
Y fuen entonces cuando, para darle una lección de humildad, Dios puso un gato a su lado. Nos lo dice el Génesis de la apócrifa, anónima e inexistente Biblia del Gato, que Casiodoro de Reina podía habernos dejado como nos legó la Biblia del Oso:
"Y Dios decidió crear al perro para que el hombre se sintiera amado y aprendiera a amar, pero el hombre se volvió soberbio y entonces el Señor creó al gato para que el hombre aprendiera a ser humilde".
.....

Maravillosas palabras para empezar un libro. Quiero poder decir al final de su segunda lectura, que aún me gustó más que la primera vez y es que lo leí antes de adoptar a Rassel y desconocía muchas, pero que muchas cosas del comportamiento felino.

3 comentarios:

Kira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kira dijo...

Si todo el libro es como ese fragmento debe ser muy bueno. Intentaré hacerme con él.

Rassel dijo...

Es un libro muy cálido y cercano.Su lectura merece la pena.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates