Marieva y el chico del Japón

Tomaba un café en una de esas cafeterías que tienen "bookcrossing" a la que voy a menudo. De vez en cuando miro por si fuera el caso y alguien hubiera dejado un libro de gatos o con gatos, como me sucedió en aquella otra ocasión cuando encontré "El caso del gatito imprudente".
En Marieva y el chico del Japón se podía ver en la portada a Marieva con un gatito en brazos, así que supuse que poco o mucho, habría uno en el libro.

Pues sí, tenemos gatito, además recién nacido; Juancho, el amigo de Marieva, se lo regala y le pide que le ponga nombre: Gyp, le llama ella, aunque a él no le parece un nombre adecuado para un gato.
No aparece mucho, pero protagoniza una escena muy importante en la que se demuestra que Celso, el chico del Japón, no es como aparenta ser. También se le menciona en otras ocasiones, como cuando Marieva se sienta a leer, o sale a dar un paseo, en la cocina donde la cocinera tiene miedo de pisarle porque es muy pequeñito y se queja porque es un glotón.
Al final del libro suponemos que se queda en la casa de campo, pues Marieva no menciona habérselo llevado con ella a la ciudad.

marieva-chico-japon

Marieva y el chico del Japón, con el diseño de su portada, ya me dio a entender que era un libro antiguo. Me recordó a aquellos que leí en mis primeros años de adolescente que formaban una colección: Los siete secretos, de Enid Blyton y de los que me quedaron grabados en la memoria solo algunos de los títulos: "El club de los siete secretos", "Tres hurras para los siete secretos",... Por eso no estaba muy convencida de si, a estas alturas, me gustaría leer aventuras para adolescente; además teniendo en cuenta que se escribió hace muchísimos años y, aunque pienso que un adolescente se comportará siempre igual en cualquier época, en la actual habrá quienes consideren un tanto infantiles este tipo de relatos.


La historia se desarrolla durante el verano, en la casa de vacaciones de los padres de Marieva. Podría ser un verano más, pero en esta ocasión hay grandes cambios. No solo no podrá jugar con Juancho, su amigo de aventuras, sino que además recibirán la visita de su primo Celso, hijo de su tío casado con una mujer japonesa al que, tras quedar huérfano, la familia de su madre envía a España con la esperanza de que su tío consiga domar su mal carácter, y que deje de ser el protagonista de alguna que otra acción vandálica.
Poco a poco, y gracias a Marieva, se descubre que Celso tiene un fondo bueno, es un estupendo artista al que le gusta pintar y contar historias de la tradición japonesa que le enseñó su madre.
Al final, después de muchos malos entendidos, se comprueba que en realidad solo trataba de ocultar sus verdaderos sentimientos, y que era un chico bueno y estudioso.

Recomendado: en mi opinión, a partir de 12 años que son los que además, tiene la protagonista.

Título: Marieva y el chico del Japón
Autor: María Carmen Pascual
Ilustraciones: José Correas
Editorial: Ediciones Juventud
Año: 1968
Páginas: 169

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates