El hombre que no amaba a los gatos hasta que conoció a Rassel



Sí, hay personas que no aman  a los gatos, lo que no quiere decir que les odien. Sus razones tendrán.



Este hombre en concreto no quería saber nada de tener un gato en su casa. Así que cuando Rassel llegó a la mía, no estaba yo muy convencida de si él la aceptaría.

Con sólo tres meses se quedó con él una semana mientras nosotros nos íbamos de vacaciones y, a la vuelta, a punto estuvo de no devolvérnosla.

Desde aquel entonces, venía a verla y deseaba que nos marcháramos para quedarse con ella.
Y así fue hasta hace unos meses en los que, de forma involuntaria, sólo podía preguntar por ella y pedirme que le enseñara fotos.

Nosotros cumplimos años y, a medida que lo hacemos, nuestros mayores también. No lo vemos, pero es así.

Rassel pasó a ser el segundo ser vivo en mi lista de prioridades. No le faltó de nada, excepto mi compañía. Y me castigó por ello, ¡vaya si me castigó! Me hizo saber de su enfado a la manera gatuna: con indiferencia y trastadas.

Hace unos días mi madre vino a casa, ya sola. Rassel la miró, miró hacia la puerta, nos volvió a mirar e hizo algo totalmente nuevo: empezó a dar vueltas alrededor de mis pies y se fue.

Dicen que los gatos tienen una memoria de 16 horas. No todos. No siempre.

2 comentarios:

Kira dijo...

:( Lo siento. Para recordar a las personas que quieren a veces tienen una memoria sorprendente.

Rassel Coco dijo...

Gracias, Kira. Eso mismo pienso yo y, por decirlo de alguna manera, me alegré de su reacción. Besos y ronroneos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.¡Miaumuac!~.~)=

Template by:

Free Blog Templates